¿Por qué publicar?

Carlos Alberto Deguer

Resumen


Tendemos a proclamar que Dios atiende en Buenos Aires y a indignarnos pues no tenemos oportunidad de publicar en las revistas habituales de nuestras especialidades. Tenemos a mano o mejor dicho a disposición nuestra revista científica, incorporada a BIREME, index médico Latinoamericano y con los artículos online desde 1994. Pocas instituciones han podido mantener su propia herramienta de divulgación científica.
La actividad científica es un modo de pensar, de hacer y de sentir. Tiene que ver con una manera particular percibir e interpretar la realidad, una mezcla de razón, intuición y emoción, de ilusión y de pasión. Es un proceso serio y sistematizado de producción de conocimientos. En esto concurren los esfuerzos personales del investigador y los compromisos y apoyos institucionales de las organizaciones que los acogen. Tiene al menos tres dimensiones fundamentales: 1) la cultura de investigación de las personas y de las organizaciones, 2) el logro de productos científicos mediante el desarrollo de procesos competitivos y de calidad basados en competencias y dominios teóricos y metodológicos, y 3) la colocación de esos productos al servicio de la sociedad mediante la comunicación de la ciencia.
El conocimiento del proceso de la investigación nos ayudará a entender mejor y a evaluar más críticamente los artículos de investigación publicados en las revistas profesionales de circulación internacional. Y nos ayudará a decidir si aceptamos las conclusiones que los autores alcanzaron sobre la base de sus hallazgos (1).
Siempre ha sido más fácil reproducir que producir el conocimiento. Y esta, es una trampa en la que muchos caemos: pensar que es mejor, por barato, reproducir que producir. Hay un gran atraso en el valor de la información y de la comunicación. La ignorancia es atrevida y mucha gente aún en lo académico no cree en los investigadores o científicos. Es que para la mayoría de nosotros sigue siendo más fácil trabajar asistencialmente y dar clases, que investigar.
Ya sabemos que se investiga bajo una cultura de investigación, con demostración de competencias, y con acciones comunicacionales: conferencias, ponencias, artículos, foros. Ciencia que no comunica no existe porque, como en muchos campos de la vida social y humana, las cosas solo existen a partir de que existan en el mundo de la comunicación. Pensar que la comunicación es una actividad complementaria a la ciencia es una de las mayores equivocaciones en el actual mundo científico: producimos a partir de la comunicación y existimos solo en el mundo de la comunicación.
Parte del nuevo «saber ser» de investigador puede estar relacionado con el reconocimiento, entendimiento y reacomodo ante nuevas reglas de juego: 1) publicas o pereces, 2) hay que aprender urgentemente a producir y colocar los artículos que antes no sabíamos hacer, 3) hay que aprender a establecer nuevos "join-venture" en los equipos, 4) investigadores y seguidores deben aprender a ser cooperativos intradepartamentales para ser competitivos a nivel institucional, 5) hay que desarrollar una nueva inteligencia informacional y comunicacional para sobrevivir en esta sociedad global de la información y de las comunicaciones, y 6) hay que recuperar el valor de lo humano y de la persona como el sentido fundamental que orienta la actividad de investigación (2).
Finalmente reproduzco una frase del Director/Editor de los Archivos Argentinos de Pediatría, Dr. Ceriani Cernadas (3) "¿Por qué es bueno investigar?". Las reflexiones sobre esta pregunta están destinadas en especial a los médicos que realizan su práctica profesional en la atención de pacientes y sin establecer un orden de importancia. Investigar es bueno porque amplía el conocimiento, porque mejora el cuidado de los pacientes, porque induce a desarrollar el pensamiento lógico que es aplicable a todas las actividades de nuestra vida, porque aumenta la confianza en uno mismo (autoestima), porque nos ayuda a ser más rigurosos, porque nos hace más racionales, porque contribuye a paliar las desventuras de nuestra profesión a través de mejorar la satisfacción espiritual de ejercerla, porque hacer algo con un significado, una meta, permite combatir la frustración, porque trabajar en grupo incrementa la sociabilización y el compañerismo, y porque es un ejemplo que otros pueden imitar. La revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá tiene un lema: Publicar es sinónimo de esfuerzo, de estudio, de sabiduría.


Palabras clave


publicaciones científicas; investigación

Texto completo:

2-3

Referencias


Crowl, T. Fundamentals of educational research: An overview. 1996. 2º edición

Luís P, Rojas R y Zulia U. (2008). ¿Por qué publicar artículos científicos? ORBIS. Revista Científica Electrónica de Ciencias Humanas, Scientific e-journal of Human Science, 10, 120–37. URL www.revistaorbis.org.

Ceriani Cernadas José M. ¿Por qué es bueno investigar? Arch Argent Pediatr 2010;108(4): 290-1


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2019 Carlos Alberto Deguer



Asociación Médica de Bahía Blanca - Castelli 213 - B8000AIE Bahía Blanca - Buenos Aires - Argentina - https://www.ambb.org.ar